top of page
  • Carol

Reciclaje: briquetas de papel

Actualizado: 19 jun 2022

Este invento, que en un inicio se ideó para países subdesarrollados, es perfecto para reducir el volumen de residuos, y aprovecharlos para generar calor.


Este invierno hemos probado las briquetas que hicimos el verano pasado, y han resultado eficaces: son similares a un tronco de leña (pensábamos que irían mejor para el encendido, pero no, al ser densas su función es parecida a la leña).


Se necesita una prensa, que puede fabricarse con piezas de madera, o bien comprarse (la nuestra es similar a esta que vende Amazon:


Nosotros las hacemos así:

  1. Acumulamos papel y cartón en una cesta.

  2. Troceamos (cuanto más pequeño, más compacta quedará la briqueta).

  3. Dejamos en remojo un tiempo, hasta que se deshaga un poco el papel. Es importante no pasarse, porque se pudrirá y olerá mal.

  4. Cuando esté reblandecido, ponemos la masa de papel y cartón deshecha en la prensa de papel. Cuanto más plana pongamos la masa, más perfecta quedará la briqueta. Si no quieres que te huelan las manos, ponte guantes!

  5. Dejamos secar al sol, con un peso encima. Ensucia un poco, por lo que nosotros ponemos algo debajo para que no manche el pavimento.

  6. Una vez secas, las envolvemos en papel de embalar (o papel kraft) para que estéticamente queden más bonitas. Y escribimos una frase con rotulador, que leeremos al echar la briqueta a la chimenea :)


Es bastante fácil, lo pueden hacer perfectamente niños de unos 9 años en adelante. Para lo que se necesita más fuerza es para prensar el papel, que tendrá que hacerlo un adulto (o un niño fuerte!).


Es mejor hacer las briquetas en verano, para que seque bien. Si están húmedas no funcionarán.


Ojo! Las cenizas de estas briquetas es mejor no usarlas en el huerto: los papeles y cartones suelen contener tintas que pueden afectar al suelo.

58 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page